ALCACHOFAS…. se comen con las manos

La alcachofa que cocinamos en Calsot la puedes preparar en tu casa muy fácilmente si tienes barbacoa o chimenea. La aprendí de mi madre, que a su vez la aprendió de la suya… y me imagino que así saltaríamos de generación en generación. Es muy, muy sencilla de preparar.

Picas un poco de ajo y perejil, y lo mezclas en un bol con aceite de oliva y sal. A la alcachofa le das un golpe para abrirla. Con una cuchara metes en el interior de la alachofa una buena ración del “mejunje” de aceite, sal ajo y perejil. Metes la alcachofa entre las ascuas y la dejas unos buenos 10-15 minutos para que se vaya cocinando por dentro y quemando por fuera. Es una filosofía muy parecida a la del Calçot, pero con la diferencia que se hace sobre la brasa y no sobre la llama.