LO QUE LA PANDEMIA NOS ENSEÑÓ

Un proceso innovador para tener Calsots todo el año

Crisis=Oportunidad…. eso dicen los chinos. Pero qué difícil es encontrarte en Marzo de 2020 cuando tienes 20.000 calçots en las cámaras de tu restaurante, reservas para más de 800 personas en un fin de semana, un equipo de 16 personas… y de repente has de gestionar el cierre, los ERTES, gestión de los alimentos en cámaras y un equipo mirándote para ver qué solución aportas. Innovar no solo es inventar tecnologías como en las que ando metido, innovar también es echarle imaginación y buscar caminos nuevos a problemas que no sabías que existían.

high-angle view of some raw calcots, sweet onions typical of Catalonia, Spain, on a rustic wooden table



De aquel problema y un proceso innovador hemos conseguido romper la temporalidad del Calçot. Ahora los tenemos todo el año y apenas se nota la diferencia. Tal vez somos el único restaurante del mundo que los tenemos, y no creo que tarden otros en hacerlo, pero ahora hay que crecer y expandirse. Porque una cosa que he descubierto es que «El Calçot» es una cebolla empática. A la gente le gusta. Recuerdan la última vez que los tomaron con añoranza. Quieren repetir. Provoca una sonrisa. Un buen recuerdo. Es como el buen vino. Quien no lo haya probado, que lo haga. En un restaurante o en su casa. En www.calsot.com te damos todas las opciones, estés donde estés (siempre dentro de Europa). #innovacion #oportunidad #alimentos #gestión #gastronomia

One thought on “LO QUE LA PANDEMIA NOS ENSEÑÓ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.